En el regreso del boxeo a Roca, Christian Luis tuvo su noche soñada

No ganó de la manera que él hubiera querido, pero ganó y eso vale. Y mucho teniendo en cuenta que fue una noche soñada, especial y muy esperada. En el regreso del boxeo a Roca, en una noche de sábado que terminó en madrugada de domingo, en la Asociación Española y con un lleno total, el roquense Christian “El Potro” Luis sumó su tercera victoria como profesional y en su primer presentación, en el “campo rentado”, ante su gente, en su ciudad. Fue triunfo ante el bonaerense Jonathan Mason. En el cuarto round y por descalificación, el púgil local festejó en la categoría Cruceros en la pelea de fondo, la que cerró una programación que tuvo 13 combates, 12 amateurs.

Desde muy temprano se notó las ganas de volver a ver boxeo en Roca y la cita fue muy convocante, con todo vendido. Y también había mucha expectativa por verlo en acción a Luis luego de las presentaciones en Allen, Plottier y Neuquén. Además, otras presencias locales también nutrieron de público a la Española.

Una a una fueron pasando las peleas. Llegó el debut, en pesados, del roquense Gabriel Canteros con empate en casa; el triunfo del también local Alejo Zapata y del neuquino Agustín Ríos ante el barilochense Brian Molina.
Más tarde fue tiempo de la exhibición de dos chicos, Benjamín García y Amadeo Melo, ambos de Alta Barda quienes practicaron con su entrenador Emiliano Rosales.
También subió y entrenó Candela Suazo, de 10 años y de Cipolletti quien realizó una exhibición.
Otro paso por el ring fue el de la experimentada Mayra “La Guapa” Gómez, de reconocida trayectoria nacional e internacional, quien anunció que en poco tiempo volverá a representar a Roca, esta vez en Tucumán.

En la sexta pelea, el roquense Ismael Rodríguez festejó un buen triunfo superando, luego de 3 rounds, al barilochense Gabriel Gómez.

El que también celebró ante su gente fue Ramiro Escobar en un interesante combate ante el neuquino Franco Monzón. La victoria también fue por puntos luego de 3 rounds.

En el octavo combate, el roquense Juan Gutiérrez se impuso al bolsonense Maximiliano Cuello y luego llegó la presencia femenina con el buen triunfo de la neuquina Milena Aznal ante la pampeana Lucrecia Vargas tras 4 vueltas muy intensas y con momentos que levantaron al público.

En la décima pelea, el local Kevin Montupil dejó todo, pero una rápida lesión en la nariz lo complicó y su cuerpo técnico arrojó la toalla en el segundo round. El triunfo fue para el allense Graciano Quidel.

Otro atractivo desarrollo tuvo como protagonistas al roquense Gonzalo Crespo y el barilochense Raúl Collantes. Luego de 3 rounds (de 2×1), los jueces vieron empate. Hubo mucha entrega por parte de ambos.

En el semifondo, el roquense Ricardo “El Morro” Aguilera festejó en las tarjetas ante el aguerrido neuquino, de Picún Leufú, Miguel “Hacha” Romero. Fue luego de 3 rounds (de 3×1) muy intensos y con pasajes de dominio repartidos. Los jueces vieron ganadores al local.

Ya en la madrugada del domingo llegó el esperado combate final. Y fue Luis quien siempre trató de tener el control de las acciones y buscó por todos lados. Enfrente, Mason no se despegó de un libreto que no le gustó a la gente: agarró mucho, metió con peligrosidad la cabeza en varias ocasiones y en los momentos que sintió el rigor del local y cansancio, escupió el bucal (tres veces) para ganar tiempo y cortarle el envión al roquense.

Así pasaron más de 3 rounds y pese al aliento de la gente, “El Potro” no pudo doblegar a un bonaerense que “peleó a no pelear”. Hasta que el árbitro Morales, entre descuento de puntos y advertencias, se cansó y marcó la descalificación de Mason ante las numerosas faltas (en las tarjetas iba ganando con claridad el local). La gente explotó y Luis completó la noche soñada.

El roquense, quien ahora tiene récord de 3 triunfos y una caída, se bajó del ring y durante más de media horas recibió abrazos y muestras de cariño de la gente. Luego confirmó que en septiembre buscará estar otra vez peleando en Roca. Lo que sí quedó en claro es que la ciudad extrañaba el boxeo y ahora aguarda por mayor continuidad de festivales.
Nota: Adrián Hernández.
Fotos: Julián Barrientos – especial para Manantial Deportivo.