Un brillante “Progre” no le dio chances a Lanús en su casa

Un cierre espectacular, en ganador y para seguir muy cerca de la clasificación a los playoffs. En la despedida de la quinta “burbuja” de la Conferencia Sur de la Liga Argentina de Básquetbol y en una de sus mejores producciones en lo que va de la temporada, Del Progreso brilló en el “Antonio Rotili” de Lanús y superó al “Granate” por un claro 83-65 (parcial 42-30) para dejar suelo bonaerense con récord de 3-1 y seguir peleando bien arriba en la tabla.

Una vez más, la mejor defensa del certamen volvió a hacer de las suyas, además del clásico goleo repartido. Carlos Báez lideró la ofensiva con 17 puntos, además de ganar 12 rebotes, bien acompañado por Gustavo Maranguello (16), Mauricio Pane (14 con 4-7 en triples), Lucio Castellani (10 y 7 recobres), Alan Moreno (10 con 4-5 de cancha), Manuel Lambrisca (9) y Tomás Ludueña (7 puntos y 6 asistencias) quien brilló en la marca del destacado base viedmense Lucas Pérez (9 puntos con 3-10 de cancha).

Con este resultado, “Progre” quedó con récord de 11 victorias y 9 caídas, afianzado en el quinto puesto de la Conferencia y en zona de clasificación a playoffs.

Fue una gran actuación para el equipo dirigido por Juan Marcos Kaas con muy buenos números. “Progre” tuvo un 55 por ciento global con 11-26 en triples y 19-28 en dobles

El inicio del juego tuvo mucha paridad. A 4m25s para el cierre del primer cuarto, Mauricio Pane hizo vale su buena mano desde “afuera” y con un triple puso arriba a Del Progreso 14-9, pero el “Granate” respondió con Mariani (5) y el estadounidense Everett (6) para llevarse el segmento 19-18.

En el segundo cuarto, los roquenses siguieron repartiendo el goleo y en 3 minutos, “Progre” metió un parcial 6-0 para escaparse 24-19.

Las buenas decisiones en ofensiva y la efectividad no frenaron por el lado del equipo de Kass y a todo ello se sumó la gran aparición del cordobés Alan Moreno quien saltó desde el banco para dar una gran mano con 10 puntos. Con defensa y más puntos de Maranguello, los “auriazules” siguiendo estirando ventaja y quedaron arriba 42-28 a 1m45s para el cierre de la etapa. El descanso largo encontró a Del Progreso ganando 42-30.

En el tercer cuarto, la tarea colectiva de “Progre” siguió marcando el rumbo, pero en lo individual fue el turno para el protagonismo de Carlos Báez. El interno gravitó y mucho y el equipo lo aprovechó al máximo para seguir con la escapada. Todos hicieron de todo y Del Progreso cerró el parcial ganando 59-43.

Otro punto clave fue el gran desempeño en defensa de Tomás Ludueña en la marcación del viedmense Lucas Pérez (9 puntos con 3-10 de cancha), uno de los mejores armadores de la Liga.

Pane lastimó con su buen tiro exterior, Castellani goleó y reboteó, Maranguello no paró de batallar en defensa y Lambrisca tuvo apariciones importantes.

En el cuarto final, los roquenses siguieron siendo sólidos en los dos lados de la cancha y pese a los intentos de Everett (21 puntos y 10 rebotes).

Lanús fue por la hazaña, pero “Progre” no bajó su intensidad. Todo lo contrario, la diferencia siguió siendo importante y tuvo su “techo” casi sobre el cierre. A 26 segundos, el conjunto roquense se puso 83-60, diferencia clave pensando en la diferencia de puntos entre ambos en caso de empate en la posición.

En esos instantes finales, el “Granate” achicó un poco y Del Progreso terminó festejando un gran 83-65 que vale cerrar un excelente paso por el Sur del Gran Buenos Aires para seguir soñando con más.
Nota: Adrián Hernández.
Foto: prensa club Lanús.