“Progre” se apoyó en su sólido libreto y festejó ante Rivadavia de Mendoza

Sabe a lo que juega. A veces se le da y en otras no, pero conoce su libreto y cuándo no se sale del mismo, deja en claro que es un rival muy complicado para cualquiera. Con goleo repartido, buena defensa y mucha solidaridad, Del Progreso volvió a la victoria en la Conferencia Sur de la Liga Argentina de Básquetbol. En la tarde del jueves, en Viedma, en el estadio “Ángel Cayetano Arias”, el conjunto roquense superó 81-71 (parcial 39-30) a Rivadavia de Mendoza y se recuperó a la caída del debut ante Gimnasia y Esgrima de La Plata (66-61) en su segunda presentación en la cuarta “burbuja” de la competencia.
Con este triunfo, Del Progreso quedó con récord de 7 triunfos y 7 caídas. El equipo dirigido por Juan Marcos Kass volverá a jugar el domingo 2 de mayo ante Lanús y cerrará su paso por la Comarca del Valle Inferior enfrentando, el martes 4, a Atenas de Patagones.
Sin Lucio Castellani (pinchazo en un gemelo en el cierre del partido ante Gimnasia), “Progre” tuvo como puntos altos a Gustavo Maranguello (11 puntos, 17 rebotes y 10 asistencias para un histórico triple – doble), Carlos Báez (18 y 7 rebotes), Facundo Sanz (13 y 5 rebotes), Tomás Ludueña (12) y Rodrigo Lavezzari (11).
En Rivadavia, los máximos goleadores fueron Valentín Costa (15) y Guido Francese (17).
El equipo roquense tuvo un muy buen juego en la pintura, tuvo varias opciones en ofensiva, se pasó bien el balón (24 asistencias contra 14 de su rival) y mejoró los porcentajes de efectividad respecto a la caída ante el “Lobo”.
De entrada, Del Progreso tomó el control de las acciones. Con puntos de todos, los dirigidos por Kass se pusieron al frente 10-4 a los 4 minutos y 16-6 a los 6 minutos. Los primeros diez minutos fueron para el “auriazul” por 19-11.
En el segundo parcial, “Progre” tuvo muy buenos pasajes, aprovechó la supremacía en el juego interno y siguió estirando la ventaja. Con Maranguello, Báez y Sanz dominando en los tableros (29 rebotes sumaron entre los tres), se puso 27-15 a los 3 minutos y 30-15 con 3m30s en el reloj. La máxima ventaja llegó a 13 puntos a los 8 minutos (39-26).
Rivadavia acortó en el cierre y Del Progreso se fue al descanso largo ganando 39-30.
En el tercer cuarto, los cuyanos extendieron la reacción y se pusieron a cinco puntos /(43-38), pero “Progre” volvió a ajustar la defensa, encontró efectividad y volvió a dominar el juego para cerrar el parcial arriba 59-46.
Kass, teniendo en cuenta el desgaste que se dio ante Gimnasia y los 10 días que el plantel no pudo entrenar de manera colectiva (aislamiento preventivo), rotó, movió el banco y aprovechó la diferencia para dar descansos y repatir minutos. Todos hicieron su aporte.
En el cierre, Rivadavia recortó el marcador, pero el triunfo roquense ya era un hecho. En los segundos finales, Diego Agnoli, con su triple, le dio un lindo regalo al capitán de “Progre”, Gustavo Maranguello (37 años): transformó en asistencia el pase del alero quien llegó a 10 y más sus 11 puntos y 17 rebotes completó un histórico triple – doble.
Con una sólida actuación, Del Progreso volvió al triunfo y confirmó que tiene un solidario equipo para darle pelea a cualquiera.
Nota: Adrián Hernández.
Foto: facebook club Del Progreso.