El Depo perdió en Neuquén y descendió

Estuvo a 25 minutos del casi milagro, de tener una chance más de permanencia, pero no pudo ser. Deportivo Roca cayó goleado 4-1 ante Independiente de Neuquén y descendió del torneo Federal A de fútbol. El “naranja” jugará la próxima temporada en el torneo Regional Amateur.
Con apenas 22 puntos en 24 partidos (72 puntos en juego) y apenas 4 triunfos, el Depo fue uno de los seis descensos consumados. Luego de varias temporadas de pelear bien arriba (Tetradecagonal o Zona Campeonato) el club cayó a la cuarta división.
La obligación roquense era grande en “La Chacra” de la capital neuquina. Tenía que ganarle a Independiente y que Juventud Antoniana le ganara a Gimnasia y Tiro. Y hasta los 22 minutos del segundo tiempo, todo era posible. Con gol de Rodrigo Mannara (de penal a los 15 minutos del primer tiempo), el Depo ganaba 1-0, Juventud ganaba 2-0 y la historia por los tres descensos pendientes se iba a un cuadrangular entre Roca, Gimnasia y Tiro, Juventud Antoniana y San Martín de Formosa ya que los cuatro llegaban a 25 puntos.
Y eso lo conseguía el “naranja” con un plantel diezmado, sin los suspendidos José Lincopán, Maximiliano Prioreschi, Hugo Prieto y Kevin Guajardo y con muchos juveniles en cancha: Alan Pérez, Agustín Hurtado, Sebastián Olmos y Joaquín Alderete más la experiencia de Guillermo Aguirre, Juan Cifuentes, Fernando Fernández y Luciano Roberti.
Pero a los 22 minutos del segundo tiempo, Facundo Graziano quebró la resistencia “naranja” y a partir de ahí fue todo desorden en la visita. Salió a buscar el necesario triunfo, dejó espacios e Independiente terminó liquidando la historia.
Un error a la salida de una pelota a favor, en defensa, terminó con penal del arquero Lucas Di Grazia a Sebastián Jeldres. Graziano remató y entre Di Grazia y el palo evitaron el tanto en primera instancia, pero el pateador no falló en el rebote y su doblete puso al “rojo”, ya descendido hace un par de fechas, 2-1 arriba.
Lo que vino fue lo imaginado. Sin margen, todo Roca fue por el arco de Pontet y el local tuvo espacios por todas partes. El ingresado Enzo Petretto marcó en dos ocasiones y redondeó una impensada goleada.
El final tuvo la postal menos soñada por el “naranja”. Lágrimas, desazón, tristeza y un descenso impensado al comienzo del año. Ahora, a pensar en recuperarse, armar un nuevo proyecto y apuntarle al regreso, apuntarle al Torneo Regional Amateur.
Fotos; gentileza La Mañana de Neuquén.