Vuelta al Valle 2018: Laureano Rosas, el ganador del capítulo 75

El final fue espectacular, infartante, vibrante y se pueden sumar muchos más calificativos. El bonaerense Laureano Rosas y la Asociación Civil Mardan de San Juan se quedaron con la 75º Vuelta al Valle, la clásica cita del ciclismo argentino organizada por la Comisión Central Organizadora (CCO), que finalizó este domingo en Allen con un último especial de 95 kilómetros que fue seguido por una multitud.
La resolución de la competencia, que comenzó el miércoles y que sumó más de 700 kilómetros, llegó en los metros finales y con la calculadora en la mano.
Es que por la mañana, en la crono de 20 kilómetros, que ganó Juan Pablo Dotti (Sindicato Empleados Públicos de San Juan), Rosas se convirtió en el líder virtual de la Vuelta con 7 segundos de ventaja sobre el sanjuanino Nicolás Naranjo (Shania Competición) que salió a correr por la tarde con el “maillot” amarillo ya que la jornada se dividió en dos semi etapas y la general de la misma se dio por la suma de los dos parciales.
Y por ese mano a mano y porque hubo otros candidatos en la pelea es que hubo que esperar por los metros finales para sacar cuentas y determinar el ganador.
El sanjuanino Cristian Romero (JC Competición) se llevó el parcial de 95 kilómetros y unos segundos después, Rosas cruzó la meta, levantó los brazos y confirmó otro festejo en suelo valletano.
Rosas fue el ganador de la general con un tiempo total de 16h55m11s, escoltado por Nicolás Naranjo (Shania) a 2 segundos y Maximiliano Navarrete (Ciudad de Chivilcoy) a 25 segundos. El cuarto puesto quedó en manos de Juan Pablo Dotti (SEP) y el quinto fue para el riojano Juan Molina (Shania).
El barilochense Cristian Ranquehue (Mirasal), ganador en 2017, se ubicó 12º con 17.02.53.
Fueron 65 los competidores que completaron todo el recorrido.

Un gran cierre
La última exigencia tuvo a la clásica “Calesita” con 15 vueltas y una meta volante, con un gran marco de público acompañando y palpitando una definición que hace mucho no se daba.
A las 15.05 llegó la orden para iniciar, la salida fue controlada y cada equipo comenzó a trabajar y poner en el asfalto su estrategia.
En el arranque, Sebastián Aros puso adelante al JC Competición y marcó el camino y el ritmo en los primeros kilómetros, acompañando por el aliento de todos.
Atrás, Shania trabajó cuidando a Naranjo y Mardan hizo lo mismo con Rosas. Mirasal, Ciudad de Chivilcoy y el Sindicato de Empleados Públicos (SEP) también hicieron su parte para no perder terreno.
Y fue el SEP, con Darío Álvarez y Mauricio Müller el que le dio alcance a Aros ya con 15 kilómetros recorridos.
Las vueltas pasaron, la fuga se neutralizó y todos viajaron juntos pensando en los valiosos segundos de la meta volante de la vuelta 8, la única de la semietapa.
Con 25 kilómetros superados hubo movimientos adelante, pero las fugas no pudieron concretarse con solidez.
Las primeras 5 vueltas quedaron atrás con un gran ritmo adelante, pero con los principales equipos cuidando todo de cara a la bonificación de segundos.
Casi promediando la tarde llegó otro intento de fuga. Y los protagonistas fueron el cordobés Jorge Giacinti (Mirasal) y el sanmartinense Maximiliano Praiz (JC Competición).
Pero ese intento también duró poco y todos volvieron a juntarse. La meta volante fue el gran objetivo apuntado y llegó el tiempo de sacar cuentas.
Shania y Mardan buscaron meter bien adelante a sus candidatos y llegó el sprint. Los tres segundo de descuento fueron para Nicolás Naranjo (Shania), pero escoltado por Laureano Rosas (Mardan) quien dio un gran paso hacia el triunfo total. Tercero se ubicó el riojano Juan Molina (Shania).
A esa altura de la jornada, de manera virtual, Rosas quedó con 6 segundos de ventaja sobre Naranjo.
Unos kilómetros más adelante, Giacinti se retrasó por problemas en un tubular y llegó otro eficaz intento de fuga que tuvo en sus filas a Cristian Ranquehue (Mirasal), Alejandro Quilci (Mirasal), Juan Pablo Dotti (SEP), Maximiliano Navarrete (Ciudad de Chivilcoy), Laureano Rosas (Mardan), Juan Molina (Shania), Nicolás Naranjo (Shania), Sebastián Medina (JC Competición) y Cristian Romero (JC Competición).
Con 70 kilómetros recorridos, ese grupo fue estirando la ventaja sobre el pelotón y la misma superó la barrera de los dos minutos.
Hasta que el grupo líder se partió en dos y adelante comenzaron a girar Emiliano Ibarra (SEP), Maximiliano Navarrete (Ciudad de Chivilcoy), Juan Molina (Shania), Alejandro Quilci (Mirasal), Sebastián Medina (JC Competición) y Cristian Romero (JC Competición), con buena ventaja sobre el otro grupo en el que están Laureano Rosas (Mardan) y Nicolás Naranjo (Shania), los protagonistas del mano a mano por adueñarse de la general.
La campana marcó el ingreso a la última vuelta de los seis líderes con más de 30 segundos sobre Rosas, Naranjo y Dotti y todo el mundo sacó cuentas.
Todos hicieron el último gran esfuerzo y llegó la definición. Romero aceleró más que todos y en soledad le dio la semietapa al JC Competición, escoltado por el cutralquense Maximiliano Navarrete (Ciudad de Chivilcoy), de brillante actuación y el neuquino Alejandro Quilci (Mirasal).
Pero todas las miradas apuntaron a la llegada de Laureano Rosas. El ciclista de Las Flores levantó los brazos al cielo y festejó una gran victoria, la que comenzó a edificar por la mañana y cerró en la tarde allense.

La palabra del ganador
“Fue una etapa dura, pero sabía que iba a defender la diferencia con todo, hasta el final. Tuvimos un gran equipo toda la semana y para Mardan es la primera gran victoria en el arranque de la temporada. Esto va para todo el equipo, para mi señora, para mi hija y todos los que me apoyaron siempre, incluso en las malas”, contó Laureano Rosas, el ganador de la Vuelta y quien ya había festejado en 2013.
Nota: Adrián Hernández.
Fotos: Carlos Mir – prensa CCO.