Calvario Race, una fiesta en Moquehue

El trail run Calvario Race completó un cuarto capítulo inolvidable. En Moquehue, en suelo neuquino, el pasado sábado se vivió una fiesta en la montaña.
Nadie pudo con la pasión por correr y todos le ganaron al gran desafío. Con 300 atletas, de diferentes puntos del país, cruzando la meta, Calvario Race cumplió con un exitoso cuarto capítulo. En esta ocasión, en la jornada del sábado, la cita tuvo como escenario, epicentro, Moquehue, en suelo neuquino, bajo la nieve, la lluvia y con el protagonismo del barro, pero también con las ganas de cientos amantes de correr en la montaña dejando todo.
La propuesta fue con recorridos de 15, 25 y 45 kilómetros y hubo un gran nivel de participantes.
En 45 kilómetros, en damas, la neuquina Haydee Torres se quedó con el triunfo con un tiempo de 6h19m50s, escoltada por las también reconocidas Laura Muñoz (Neuquén) a un segundo y Cecilia Irigoyen (Cipolletti) con un registro de 6.36.30.
En caballeros, el vencedor fue otra joven, pero experimentada figura del trail run nacional, el neuquino Franco Paredes. Con un tiempo de 4h10m15s se llevó una gran victoria, escoltado por el experimentado cervantino Nelson “Cata” Ortega (4.48.52) y el allense Sergio Bilbao (4.53.45).
En 25 kilómetros, la cipoleña Lorena Figueroa se impuso en damas, con un tiempo de 2.39.31. La escoltaron Julieta Barros (2.40.40) y María José Perujo (2.40.48).
En caballeros, el santarroseño Javier Fermin regresa a Roca con otro brillante triunfo en un año lleno de alegrías y grandes resultados. Su victoria se dio en 1h48m39s, escoltado por el neuquino Federico Zamudio (1.51.05) y otro neuquino de muy buen presente, Ramiro Alias (1.55.25).
En 15 kilómetros, en damas, se impuso Valeria Mardones (1.38.34). El segundo puesto fue para Patricio Tisnado (1.39.03) y el tercero para Tamara López (1.42.33).
En caballeros, la victoria quedó en poder del neuquino Mauricio Pagliacci (1.10.55), escoltado por Walter Bustos (1.14.55) y Pablo Simonetti (1.15.36).
Nota: Adrián Hernández.
Fotos: Carlos Mir.