En el Desafío Cervantes 2018, otro triunfo para Morales y Peña

Fue una gran fiesta deportiva y los representantes de Roca brillaron. Cervantes vivió un espectacular capítulo en su clásico Duatlón Desafío, con Maximiliano Morales y Andrea Peña ganando las generales individuales y la experimentada posta, también roquense, de Mariano Bustos y Héctor García festejando en la cita por equipos. Más de 280 atletas, de 22 localidades de Río Negro, Neuquén, La Pampa y Mendoza le dieron forma a una excelente competencia que tuvo el impecable trabajo organizativo de la Dirección de Deportes de Cervantes.
La cita se inició en la fría mañana del domingo, minutos después de las 10, con mucha expectativa, un lindo marco de público y un gran nivel de atletas. El inicio se dio con la largada individual y diez minutos después comenzó la acción para las postas. El comienzo fue con 5 kilómetros de running, luego llegaron 30 kilómetros de mountain bike y el cierre tuvo otros 5 kilómetros de running.
En damas, Andrea Peña se quedó con otro gran festejo. Con un tiempo de 2h02m37s alcanzó la meta celebrando con el puño apretado y muchas lágrimas mientras una lluvia de aplausos acompañó su llegada. La escoltaron la cervantina Claudia Chichilnik (2.13.12) y la roquense Valentina León (2.14.16), de excelente regreso a las competencias combinadas, siendo primera en el parcial inicial de running y dando mucha batalla en las otras dos secciones.
El cuarto puesto de la general fue para la allense Vanesa Toledo (2.27.37) y el quinto para la también roquense Gladis Altamirano (2.27.38), otras dos atletas de sólidas producciones.
En caballeros, Maximiliano Morales estuvo al frente de toda la prueba. En los primeros 5 kilómetros, compartiendo el liderazgo con el neuquino Francisco Moisés, pero ya marcando la diferencia en el mountain bike. Con una buena ventaja llegó a la segunda transición, escoltado por el también roquense Carlos Carreño – de gran actuación – y marcando un paso veloz en el segundo parcial de running para ganar, por quinta vez, en una ciudad en la que se siente local. Con el reloj marcando 1h39m09s de exigencia, el destacado roquense cruzó el arco de llegada y fue ovacionado.
En el segundo lugar, con otro impecable trabajo, terminó el joven, pero ya experimentado, Francisco Moisés (1.40.58) y el tercer lugar lo ocupó el mendocino Matías Pérez (1.42.20), un reconocido atleta cuyano con paso por el Mundial XTerra y ganador de competencias tradicionales en Cuyo quien hizo su debut en suelo cervantino.
En el cuarto puesto se ubicó Carlos Carreño (1.43.02); quinto arribó el neuquino Ignacio Confalonieri (1.43.13); sexto finalizó el roquense Fernando Helling (1.43.19); séptimo el neuquino Augusto Confalonieri (1.43.32); octavo el cervantino Lucas Matamala (1.43.50); noveno el roquense Fernando Caneo (1.45.10) y décimo el cervantino Martín Matamala (1.45.21).
El juvenil más veloz en completar el recorrido fue Facundo Villagrán de Plottier con un tiempo de 1h46m03s.

En equipos
En postas hubo mucho nivel y una gran lucha por los primeros puestos, con intercambios en las posiciones en los diferentes parciales. El triunfo quedó en manos de los roquenses Mariano Bustos y Héctor García – en su regreso a las competencias – con un tiempo de 1h35m33s, seguidos por los destacados allenses Pablo Reyes y Alberto Bravo (1.35.52) y la joven ascendente dupla integrada por el allense Ignacio Reyes y el cipoleño Antonio Ruiz (1.37.11). Detrás se ubicaron el allense Martín Vázquez y el roquense Federico Orocito (1.37.23) y el quinto puesto fue para los neuquinos Ulises Toledo y Matías Herrera (1.38.13).
En postas damas, las ganadoras fueron la neuquina Silvana Orrego y la representante de Plottier, María Alejandra Bustingorry (2.06.56), mientras que en posta mixta triunfaron la cipoleña Gabriela González Castillo y el reconocido biker mendocino Germán Dorhmann (1.49.46).
La llegada fue a pura emoción y luego llegó la merecida recuperación con frutas, aguas y un reparador plato de fideos. Más adelante fue el turno para la premiación con trofeos y reconocimientos en efectivo, además de premiar a las metas volantes. Con el reloj superando las 14 llegó el cierre de una gran jornada y una prueba que tuvo una brillante organización y que ya comenzó a pensar en 2019.