Andrea Peña: “San Juan siempre será especial”

Es una sola persona, pero muy distinta de acuerdo a la situación que debe afrontar. Entre conocidos, familiares y cuando se siente cómoda, es bromista, de dialogar mucho y siempre sumando una anécdota, un chiste y nunca deja de consultar por lo tuyo, por tú presente. Ante un medio periodístico ó cuándo aparece una cámara su rostro se transforma, es pura seriedad, te mira fijo como intentando adivinar si la siguiente pregunta es complicada, pero con el paso de los minutos se distiende y sí tienen que aparecer las lágrimas ó la sonrisa no duda en que surjan, que afloren. Y otra muy distinta es a la hora de afrontar una carrera. Es la que duerme poco, la que es pura concentración y la que imagina cada instante, cada metro que va a recorrer ó como lo debe recorrer. Toda esa suma arman el perfil de la roquense Andrea Peña, quien en poco tiempo se convirtió en una referente regional a la hora de hablar de pruebas combinadas y que en pocos días volverá a estar en la línea de largada del XTerra Argentina en San Juan, competencia muy especial para ella ya que fue la que le dio chance de ser mundialista.
Siempre dispuesta al diálogo y ya con todo listo para estar en suelo cuyano el fin de semana, la experimentada deportista local no duda en responder el significado que tiene su segundo regreso consecutivo a la cita sanjuanina. “Esta prueba en San juan es el cierre de esta temporada de triatlones y la verdad es que estoy con muchas ganas de largar. Es una de las carreras más importantes de mi calendario, además de ser especial ya que fue en ella donde el año pasado se me abrió la puerta para ir al Mundial de Hawai para vivir una experiencia que jamás olvidaré en mi vida”, contó la deportista nacida el 19 de febrero de 1977.
En muy poco tiempo, Andrea se convirtió en referente a la hora de hablar de pruebas combinadas (así como lo es también Yanina Ferroni a la hora de mencionar a roquenses) y eso no lo dice ella sino que lo marcan los resultados. En poco más de 4 años no para no crecer, sumar triunfos y podios en diferentes puntos de la región y también a nivel nacional.
Su historia en las competencias arrancó hace 9 años corriendo en el clásico trail run Indio Comahue en Villa Regina, en parejas y fueron cinco años de crecer a fuerza de correr y sumar kilómetros. Luego se apasionó por las pruebas combinadas y en pocos días será una de las grandes animadoras que tendrá el exigente examen, con epicentro en el Dique Ullum, y que tendrá 1.500 metros de natación, 30 kilómetros de mountain bike y 9,5 de running.
En 2017, con un tiempo de 3h47m09, la roquense batalló contra todo, no bajó los brazos y al cruzar la meta conoció la espectacular noticia que era la ganadora de su división y que tenía la clasificación para el Mundial de Maui. El nuevo objetivo es seguir elevando la vara y superandose a sí misma. “Este año deseo primero, antes que nada, poder completar la prueba dando lo mejor de mí, poder concentrarme y enfocarme solo en mí y la carrera y de esa manera todo sale mejor. Y por supuesto que también viajo con la idea de poder bajar el tiempo del año pasado dado que ya conozco el terreno. La meta es siempre dar lo mejor de uno”, afirmó quien en este 2018, siguiendo los entrenamientos armados por Maximiliano Morales, se lució en el Tria de La Pera, el de Cervantes, el Tria Cross de la Manzana, el de la Vendimia en Villa Regina y quien viene de ganar el duatlón de Godoy.
La historia se escribe prueba a prueba y ella ya sabe lo que estar en un Mundial gracias a su gran experiencia sanjuanina. En 2017, con el número 226, Andrea se tiró al agua y luego, fiel a su costumbre, fue creciendo en la bicicleta, hizo un gran esfuerzo en el running y llegó a la meta en 4h14m28s para finalizar 21º en la división de 40 a 44 años y 83º entre 195 damas en la general. Una actuación, dejando lo numérico al costado, imborrable y que espera repetir.

Claro que nunca se confía ni subestima a nadie. Solo apuesta a dar lo mejor de sí para cumplir objetivos y sueños. Como lo hizo para llegar al Mundial. Con la ayuda de la familia, entre carrera y carrera estuvo vendiendo pastas, un bono contribución y buscando todas las opciones posibles para estar en Maui y lo hizo. El camino ya lo conoce, sabe que es complejo, pero haciendo base en el sacrificio y la garra, está más que preparada.