Zanni Braccio y un Mundial inolvidable

Instalada otra vez en Buenos Aires, pensando en los estudios, en River Plate y luego de desarmar varios bolsos en el Cenard, la ascendente jugadora local Romina Zanni Braccio, de apenas 19 años, analizó su gran experiencia junto al seleccionado argentino femenino de hóckey pista en el Mundial de Poznan, Polonia donde jugó contra los mejores seleccionados del mundo y logró muchos minutos en cancha.
“Como experiencia sirvió mucho. Era ver como estábamos para este nivel y la conclusión es que se lograron cosas positivas, pero que también hay que seguir trabajando mucho más para mejorar este noveno puesto”, contó la jugadora surgida en el Roca Rigby Club.
Para Romina fue una sorpresa grata haber logrado titularidad en muchos partidos y haber sumado experiencia de la buena. “Estoy muy contenta porque jugué mucho, pude estar de entrada y eso ayudó a la confianza. No imaginaba muchos minutos, pero sí habia tenido continuidad en el Panamericano de Venezuela. La confianza estuvo siempre en todo el plantel pese a que los resultados no se dieron, hubo partidos duros, un grupo complicado, pero no hay que buscar excusas porque se dejó todo y siempre se buscó hacer lo mejor”, agregó la defensora nacional.
A la hora de hablar de los recuerdos imborrables, Romina tiene muchos en la mente. “Tener a la familia (viajaron papá Carlos y mamá Adriana) fue una doble alegría. En realidad hubo muchos padres y eso ayudó en gran forma y fue importante para todas. ¿Qué disfruté? Disfruté todo el Mundial, la unión del grupo pese a los resultados, hubo mucha fortaleza, nadie se cayó y siempre se pensó de manera positiva. El momento de escuchar el himno y ver la bandera argentina, estar formadas es un sentimiento fuerte, muy lindo y emocionante. Quizás nos jugó en contra en el debut por los nervios y no pudimos hacer todo lo planificado, pero fueron cosas hermosas”, destacó la roquense.

“Todo sirvió para aprender”
En el debut, Argentina estuvo a punto de empatarle al campeón europeo Ucrania y eso encendió al ilusión de las chicas. “Fue un comienzo importante, nos levantamos de un gol rápido, empatamos y nos ganaron en el último minuto. Jugamos de igual a igual y se hizo un partido parejo, pero luego llegaron Holanda y Austria, dos equipos muy fuertes, con velocidad, que sabe que va a realizar antes de recibir la bocha y sabíamos que eran superiores, pero fueron dos golpes duros (derrotas 8-2 y 4-0), porque contra Austria hasta dominamos el partido, pero cada error era un gol. Igual, todo sirvió para aprender y siempre es valorable para crecer”, afirmó Zanni Braccio.
El cierre fue con dos victorias y las mismas eran necesarias. “Necesitabamos ganar porque lo mereciamos. Las cosas no las hicimos mal y faltaba sumar el triunfo. Por suerte llegaron en los últimos dos partidos y fue una gran alegría”, expresó la actual jugadora de River Plate.
Respecto al futuro, Romina fue clara. “Es incierto lo que va a pasar. Por lo pronto tenemos vacaciones hasta abril con el seleccionado, pero ahora se terminan los contratos con los entrenadores y viene una camada de jugadoras jóvenes que abre el trabajo y en el comienzo no vamos a estar nosotras. Todavía no sabemos que va a pasar”, concluyó la destacada deportista local.
Nota: Adrián Hernández.
Foto: gentileza.