Batalla, una despedida emocionante en Turquía

La derrota 3-1 ante Trabzonspor fue apenas para las estadísticas. El centro de atención del mundo Bursaspor estuvo centrada en un ídolo para el club turco: el volante roquense Pablo Batalla quien tuvo su despedida de la institución en la que jugó ocho temporadas, siendo campeón y hasta jugando la afamada Champions, la Liga de Campeones. A los 34 años, el enganche, le dijo adiós a Europa y ya piensa en su futuro. ¿Estará en Roca, en su Deportivo Roca?
Por lo pronto, Pablo, siempre con la “10”, tuvo una despedida llena de emoción. Con el campo de juego y una camiseta gigante, con su nombre y número, la ovación de todos los sectores del estadio y con sus compañeros que lo llevaron en andas.
Pablo, de recordado paso por Vélez, Quilmes, Pachuca de México, Deportivo Cali y el fútbol chino, fue figura en Bursaspor y se transformó en emblema. Es muy respetado, admirado y querido.
Todavía no hay certezas sobre su futuro y el de Deportivo Roca, pero una vez conocida la reestructuración y tras las merecidas vacaciones, llegará la decisión. Batalla nunca descartó volver al “naranja” y es una idea firme poder jugar un año con el club que lo tuvo como mascota en el Mundialito Infantil y en el que dio los primeros pasos en el fútbol. Habrá que esperar.